CONSEJOS FAMILIARES YO ME QUEDO EN CASA COVID-19

Anunciado el estado de alerta millones de familias empezamos a preguntarnos qué es lo que podríamos hacer tantos días en casa con niños pequeños.

Tras una noche de «descanso» y algo de reflexión, nos levantamos positivas, respiramos hondo y empezamos el día con energía y con un pequeño regalo para vosotras.

Es la primera jornada en casa, así que nuestro primer espacio de tiempo personal y laboral lo dedicamos a escribir este post.

Y lo primero que hacemos es preguntarnos y preguntaros ¿CÓMO ESTÁIS? ¿Qué emociones nos mueven a los adultos de esta casa? estamos preocupados, agobiados, o quizá esperanzados y en calma… tomemos conciencia de nuestro estado de ánimo, las neuronas espejo se encargan de reflejar esto en nuestros hijos.

 

Nosotras hemos tenido varias reflexiones que queremos compartir y las separamos en 4 bloques: 

DISFRUTAR en tiempos de angustia, incertidumbre y dudas puede ser complicado, pero si tomamos conciencia que por fin tenemos TIEMPO que es lo que siempre reclamamos, que por fin podemos dejar de lado los relojes y disfrutar de los pequeños placeres de la vida, de la esencia de nuestros hij@s, de los tiempos en familia y de saborear el aburrimiento. Disfruta respirando, profundo, con calma, como casi nunca podemos hacer.

 

Y para DISFRUTAR una de las necesidades será organizarnos.

ORGANIZA unas rutinas » flexibles». Puede ayudaros dividir el día en 2 franjas, con un descanso entre cada una de ellas para que el día no nos parezca tan largo.

Organizar tareas en función de la franja horaria para respetar así el descanso de familiares y vecinos. Actividades y propuestas ruidosas o con más movimiento para media mañana o media tarde. Tareas tranquilas como pintar, dibujar, leer, tareas escolares, cuentos, propuestas de arte, etc. para mediodía o final de la tarde. 

Vigila el tiempo de exposición a las pantallas, ahora pueden ser una herramienta para todos, pero con precaución

Organiza el menú semanal, de esta manera podrás prever mejor los alimentos que vas a necesitar, los más pequeños de la casa van a poder elegir platos y tu vas a poder montar un menú saludable. Además con el menú organizado podréis ver qué comida os pueden ayudar ellos en la cocina.

Puedes hacer un planificador de tareas especiales como pueden ser: barro, pintura, masas, cocinar galletas, magdalenas, etc. Así no caerás en el error de hacerlo todo el mismo día.

¡CUIDADO CON..! 

Disfruto y organizo, pero además presto atención a lo que hago como adulto. Estamos recibiendo centenares de mensajes al tlf, vídeos, audios, … 

¿ Qué tiempo dedico a mi dispositivo? puedo dejar mi tlf en un lugar y no llevarlo encima?

¿Cuántas noticias o audios escucho con mis hij@s delante?

¿Cuántas veces escucho  las palabras, alerta, coronavirus, muertes, enfermos, etc? y ¿Cuántas están mis hijos delante?

Cuidado con el SEDENTARISMO, podemos bailar, hacer yoga, pilates, hipopresivos, estiramientos. Si no sabemos cómo  hacerlo podemos utilizar youtube y además nos movemos en familia!

Y el movimiento lo acompañamos con una ALIMENTACIÓN SALUDABLE, en principio serán 15 días, pero  adquirir malos hábitos a largo plazo no nos aporta ningún beneficio sino todo lo contrario. Especifiquemos por ejemplo las veces que comeremos fruta durante el día además de organizar el menú saludable que hemos citado.

y por último… CONCILIA

El tiempo lo podemos dividir en:

  • Tiempo en familia: disfrutar de tiempo de familia de calidad, conectados al 100%. 
  • Tiempo personal para:
    • Autocuidado (ducha, silencio, lectura, deporte, meditación, etc.)
    • Laboral ( hay que determinar a nivel de pareja en qué momentos del día trabajará cada uno y evitar así la sensación de estoy todo el día trabajando pero todo el día haciéndome cargo de los niños y no adelanto)
    • Descanso.

  • Pequeños tiempos exclusivos con nuestros pequeños, sobre todo si tenemos varios hijos ( cuentos, duchas, peinados especiales, cocinar…)
  • Tiempo en pareja cuando los pequeños duermen para reconectar.

Serán 15 días, o quizá más, 15 días que no volverán, 15 días en los que ellos crecerán y lo que vendrá después no lo sabemos, quizá más estrés por tener que recuperar tiempos perdidos, quizá estrés económico… Cómo no lo sabemos lo mejor que podemos hacer es vivir el presente.

Abrazos y energía desde ACOMPANYAENPOSITIU.

 

CONSEJOS FAMILIARES YO ME QUEDO EN CASA COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *